Download Lôgica del sentido by Deleuze Gilles PDF

  • admin
  • March 28, 2017
  • No Ficcion
  • Comments Off on Download Lôgica del sentido by Deleuze Gilles PDF

By Deleuze Gilles

Show description

Read or Download Lôgica del sentido PDF

Best no-ficcion books

Antropologia del cerebro

Este libro expone, desde el punto de vista de un antrop? brand, los extraordinarios avances de las ciencias dedicadas a explorar el cerebro humano. Neur? trademarks y psiquiatras est? n convencidos de que all? residen los procesos mentales. Este ensayo pretende ser un viaje al inside del cr? neo en busca de los angeles conciencia, o al menos de las huellas que deja impresas en las redes neuronales.

¿Dios Existe?

Temas tan controvertidos como el conflicto entre fe y razon, los valores comunes entre cristianos y ateos, el aborto, el papado de Juan Pablo II, los angeles caida del comunismo, los derechos humanos, l. a. naturaleza, l. a. solidaridad o l. a. autocritica de l. a. Iglesia fueron motivo del debate que en 2000 mantuvieron en Roma el entonces cardenal Joseph Ratzinger, hoy Benedicto XVI, y el filosofo ateo Paolo Flores d'Arcais desde posiciones claramente contrapuestas.

Teoría Electromagnética

El objetivo relevant de este libro es presentar l. a. teoría electromagnética de una forma clara, interesante y fácil de aprender. El tratamiento de las líneas de transmisión se lleva a cabo por completo en el contexto de l. a. teoría de circuitos; se presenta el tema del fenómeno ondulatorio y se utiliza exclusivamente en forma de voltajes y corrientes.

Extra info for Lôgica del sentido

Example text

Si los términos de cada serie están relativamente desplazados, unos en relación a otros, es ante todo por que contienen un lugar absoluto, pero este lugar absoluto se encuentra siempre determinado por su distancia con este elemento que no cesa de desplazarse respecto de sí mismo en las dos series. De la instancia paradójica hay que decir que nunca está donde se la busca, y que, inversamente, no se la encuentra donde está. Falta a su lugar, dice Lacan6 Y, del mismo modo, falta a su propia identidad, falta a su propia semejanza, falta a su propio equilibrio, falta a su propio origen.

Además tiene la propiedad de estar desplazado siempre respecto de sí mismo, de «faltar a su propio lugar», a su propia identidad, a su propia semejanza, a su propio equilibrio. Aparece en una serie como un exceso, pero con la condición de aparecer en la otra como un defecto. Pero, si está en exceso en la una, es a título de casilla vacía; y, si está en defecto en la otra, es a título de peón supernumerario o de ocupante sin casilla. Es a la vez palabra y objeto: palabra esotérica, objeto exotérico.

El joven ciclista, que se cae en una caja en la primera serie, pasa ahora indemne. Pero cuando las manecillas vuelven a su posición, yace de nuevo herido sobre el carro que le conduce al hospital: como si el reloj hubiera sabido conjurar el accidente, es decir la efectuación temporal del acontecimiento, pero no el Acontecimiento mismo, el resultado, la herida en tanto que verdad eterna... O bien, en la segunda parte de Silvia y Bruno (capítulo 2), una escena que reproduce una escena de la primera parte, con muy pocas diferencias (el lugar variable del anciano, determinado por la «bolsa», objeto extraño que se encuentra desplazado respecto de sí mismo, puesto que, para ponerla en su lugar, la heroína se ve obligada a correr a una velocidad fantástica).

Download PDF sample

Rated 5.00 of 5 – based on 11 votes